Decoracion

Como hacer pompones de papel crepé

El papel crepé es un elemento necesario a la hora de realizar decoraciones, si quieres tener algo muy lindo y bien elaborado, ya que como sabrás este es de fácil manejo y además su forma de utilizarlo es muy versátil y te brinda un gran abanico de posibilidades.

Este tipo de papel a pesar de tener unos colores increíbles es conocido por su flexibilidad y estiramiento considerable, lo que resulta muy práctico a la de realizar decoraciones para fiestas de cumpleaños.

Si quieres tener un objeto decorativo muy fácil de hacer, con buen precio y con una imagen espectacular, te proponemos una formidable idea que puedes hacer de forma manual y a bajo costo con la que conseguirás sorprender a todos los presentes.

En la actualidad en los bautizos, cumpleaños de niña o mujer, y decoraciones corporativas siempre vemos la utilización de un elemento muy entretenido y visual, como lo son los pompones de papel crepé.

El papel de seda (papel pinocho, crepe, crespón, se le conoce con distintos nombres) es un material estupendo para hacer flores o pompones decorativos, con este papel es muy fácil y quedan fenomenal, puedes hacerlas grandes o pequeñas, de un sólo color o de varios, pero la técnica es siempre muy similar.

Estos artículos poseen una imagen estupenda y son muy sencillos de hacer, para que siempre que quieras una bonita decoración puedas hacerlos con un montón de colores diferentes. Si te gusta y quieres hacerlo para decorar tu casa o el sitio que elijas, necesitarás varios pliegos de papel de seda de diferentes colores, alambre floral de color blanco y tijeras.

¿Cómo se hacen?

El procedimiento es muy sencillo, usa  unas 8 hojas de papel crepé de forma rectangular, pon las hojas una sobre otra y ajusta para que queden bien alineadas, después empieza a doblar por la parte más estrecha en forma de abanico, haz los pliegues de unos 2 cm aprox.

Para comenzar tomaremos ocho pliegos de papel crepé de entre 40 y 50 cm de ancho y de alto, los pondremos uno encima de otro y los iremos pegando como si se tratase de un acordeón y cuando estén todos los pliegos bien doblados, con un trozo de alambre  rodearemos un par de veces el centro de los pliegos de papel.

Después solo tenemos que ir sacando los diferentes pliegues y revolverlos de un lado para otro y darle unos pequeños cortes con la tijera hasta obtener una esfera de papel, con un poco de paciencia y tino, se acaba consiguiendo una estupenda esfera que parece una flor.

En este caso, podríamos añadir un poco de nylon, atarlo al alambre del centro de nuestro pompón y ya tendremos algo donde poder colgarlo, para que luzca con todo su esplendor. Con algo tan sencillo habremos preparado una formidable y sorprendente pieza decorativa para cualquier clase de actividad.

La idea de los pompones es muy divertida y de seguro una vez aprensas los querrás hacer cualquier evento o compartir familiar o para decorar un fiesta infantil. Una vez hechos los pompones o flores con cartulina o goma eva puedes hacerles ojos, bocas, orejas y convertirlos en unos divertidos monstruos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *